Cada uno de nosotros tenemos un inmenso potencial para la ternura y el amor en nuestros corazones. Si estás atento, en muchas ocasiones de tu día a día este potencial hace acto de presencia. El yoga te lo muestra.

También tenemos el potencial para expandirlo, en un mundo interconectado que ni el corona virus ha podido impedir. Sin embargo, paseamos por el mundo y se hace evidente la dificultad que tenemos para conectar con este potencial. En este sentido, los yoguis siempre tuvieron muy claro la necesidad de un enseñante cualificado (en los textos le llamaban Maestrx). Facilitan mucho el camino. Desde Prajna te deseamos un profundo aprendizaje de la práctica, si puede ser de la mano de alguien realmente cualificado, tal vez tus avances sean más seguros y te ahorre tiempo, no sé todo es probar. Feliz sendero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *